Racing en otra pobre producción rescató un empate 1 a 1 ante Unión en Santa Fe.

En una semana tumultuosa post derrota con Platense y con la confirmación de la inminente llegada de Fernando Gago como nuevo entrenador, la Academia debía enfrentar al Tatengue por la Fecha 17 del torneo.

En lo que seguramente fue el último partido de Claudio Úbeda como DT en Avellaneda, el semblante del equipo fue lo de siempre: confusión total.

El primer tiempo de Racing fue inconexo, impreciso y carente de ideas, el único motivo por el que la visita no terminaba la primera mitad en desventaja era, una vez más, Gabriel Arias.

Segunda etapa

Para el segundo tiempo, Úbeda rearmaba la mitad de cancha con el ingreso de Julián López en lugar de Maximiliano Lovera. El cambio le daba un poco más de estabilidad a la Academia, pero Unión con poco lo superaba.

Después de muchos minutos donde el partido fue decididamente somnífero, el local llegaría al gol de la mano de Franco Calderón en una jugada donde Racing no pudo ganar ninguno de los rebotes. Con la ventaja el Tatengue se relajó y la visita iba por el empate, sin ideas pero con ímpetu. De la mano del mejorcito del partido, Aníbal Moreno, Racing llegaría al empate cuando desde la izquierda el ex Newell’s tiraba un centro que Copetti no llegaba a conectar, pero la pelota se colaba en el arco y decretaba el 1 a 1.

A pesar del mal partido los de Úbeda pudieron ganarlo, Darío Cvitanich de derecha, Copetti luego y el ingresado Carlos Alcaraz hicieron temblar el arco de Unión pero sin suerte. Jorge Baliño pitaba el final del partido y Racing rescataba un punto en su visita a Santa Fe.

Gago asumirá en estos días como nuevo técnico y tendrá dos tareas titánicas: sumar puntos para entrar a la Copa Sudamericana y lograr darle una identidad de juego a un plantel que no la pudo tener en 10 meses con 2 DT’s distintos. Se viene Rosario Central en Arroyito, Racing debe levantar. Tiene con que, ojalá Pintita sea el hombre para la tarea.