El juvenil surgido en el predio Tita y con lugar en el primer equipo dialogó en exclusiva para Planeta Racing en un mano a mano muy interesante donde se habló de su debut, su consolidación en el plantel y sus primeros goles en partidos clave como contra Argentinos Juniors y Alianza Lima.

Hoy la noticia del día fue que vuelve el futbol Local. El joven estandarte comenta como palpitaba la vuelta del futbol argentino junto a sus compañeros: “Estuvimos hablando con los chicos que el 30 de octubre volvía el futbol local. Nos pone muy contento, es una buena chance para que todos podamos sumar más minutos.

Recordando cuando a principio de este año lo subieron al primer equipo para ser un jugador regular de la plantilla, el juvenil (con mucha mesura) destacó el proceso: “Antes de que me subieran a Primera estuve entrenando con los sparrings para respetar los tiempos y que no se sintiera un cambio tan de golpe. La verdad que me sirvió mucho”.

Mucho se habla, y con razón, de que el actual DT es un potenciador de juveniles, Tiago se refirió a él de una forma muy positiva: Sebastián (Beccacece) es un técnico que, con nosotros los chicos, siempre esta pendiente. Siempre está encima preocupándose que necesitamos, si nos sentimos cómodos y si estamos bien. Es muy gratificante.

“Para los chicos se esta formando un entorno muy bueno. Los que están de sparrings ven como hay compañeros que suben y eso hace que le metas más ganas porque sabes que podés llegar”.

Un primero de febrero lo empezamos a conocer, se ganó unos aplausos a la distancia por parte de los hinchas por haber marcado en un partido que no fue del todo bueno para La Academia. El joven Banega comentó como fue saltar a la cancha ese día: “En el entretiempo el profe me dijo que iba a entrar. Para mí fue una sorpresa, no lo esperaba”.

Sobre la jugada del gol en particular lo recuerda detalladamente: “Yo me paré para recibir el rebote del córner. Un compañero (Mauricio Martínez) momentos antes me dice que vaya al área y justo ahí, gracias a eso pude rozar la pelota en el primer palo y convertir.

El murmullo resonaba en esas fechas, sin embargo, el primer equipo estuvo enfocado a pesar de todo: Nosotros estuvimos tranquilos desde el primer momento. Siempre estuvimos muy conformes con Sebastián (Beccacece) y cuando al principio los resultados no se nos daban, sabíamos que estábamos entrenando bien y no iban a tardar en llegar los partidos positivos”

El clásico contra Independiente llegó para cambiar esos murmullos por aplausos. Se podría apreciar que no solo los hinchas cambiaron, sino algo en el equipo también. Tiago muy tranquilo afirmó: Lo que cambió es que ganamos. Siempre estuvimos mentalizados en que ya iban a llegar los resultados y en el clásico se demostró”.

Después vino el parate y el estandarte explicó su situación para ese momento: “Antes de que comience la cuarentena yo ya me había vuelto para Entre Ríos dos días antes de que corten los transportes. Dentro de todo pude llevar el entrenamiento bastante bien porque acá tengo lugar para salir a correr y entrenar libremente. No así varios de mis compañeros que tenían que entrenar dentro de un departamento”.

Algo que se mencionaba bastante previo al primer partido contra Nacional era ¿Cómo iban a volver los jugadores? el joven de Concepción de Uruguay afirma esto mismo también con sus propios compañeros: Todos en el plantel pensábamos que se iba a notar mas el parate. Era muy poco tiempo para recuperar el ritmo físico y coordinar los trabajos con pelota, pero la verdad es que nos encontramos una realidad bastante buena.

Si fue el partido contra Argentinos Juniors cuando lo empezamos a conocer, contra Alianza Lima hizo una presentación con alfombra roja. El chico abrió el marcador a los 88 minutos y el pueblo racinguista liberó un grito de gol que tenía atragantado hace meses. Nuevamente el entrerriano detalla a la perfección ese momento: “La jugada la arranco yo con un pase que rebota y gana Darío (Cvitanich) y le queda a Fértoli. No se como leí que iba a tirar el taco, solo escuché ¡atrás, atrás! Tampoco sé cómo puse la pelota donde la puse, después vi la repetición y no lo podía creer. Ni mire a donde iba a patear, solo patee, ja.

Todos creeríamos que el juvenil que se vistió de héroe esa noche fue recibido con bombos y platillos por sus compañeros, nada más lejos de la realidad, pero igual así destacó la actitud de todos: “A mí siempre me trataron de la misma manera, con respeto y buen compañerismo. La verdad es que todos me felicitaron en ese momento, pero la euforia duro uno o dos días porque después había que poner la cabeza en otro partido.

 Sobre el grupo de la Libertadores, que falta un partido para concluirse, con mucha personalidad afirmó: Vamos a salir a ganar para buscar el primer puesto. Es lo que queremos.

Siguiendo la línea de los referentes, también el joven habló sobre esta disyuntiva si Racing es candidato o no: “Coincido con mis compañeros. No somos candidatos porque venimos de un parate bastante largo, que no nos afectó pero que esta. Yo creo que hay que ir partido a partido. Obvio que soñamos con la copa, pero hay que de a poco y ver como estamos, porque ahora empieza otra historia”.