El ultimo partido en el tita tenia como protagonistas a los dos equipos de Avellaneda en su versión de 9na división. Tanto Racing como Independiente venían de ganar sus dos encuentros anteriores lo cual le ponía un condimento extra al partido.

Cuando comenzó a rodar la pelota, ambos salieron con la actitud de los clásicos -con el cuchillo entre los dientes- El primer susto se lo llevo Racing, porque un pelotazo frontal deja la defensa retrasada y el 9 del Rojo mano a mano con el arquero. Rápidamente el línea levanto la bandera y quedó todo anulado. Sin embargo, La Academia lejos de asustarse, siguió apostando al ataque y a los 11 minutos un córner casi termina en gol luego de varios rebotes dentro del área. De casualidad un salguero de Independiente encontraba la pelota para ponerla en órbita.

El Juego de Racing era agresivo, Independiente también arriesgaba, pero con un poco menos de suerte. Mas solida era la defensa visitante que la local, pero como Racing atacaba un poco mas ese problema paso a segundo plano.

Tanta presión dio sus frutos, porque a los 19 minutos, el goleador de Racing y de todo el torneo de la 9na división, apareció sobrepasando en altura a todos los centrales de Independiente y logro conectar un córner imposible de atajar para la visita. Alex Almaraz, el 9, se llenó la boca de gol a 15 minutos del final del primer tiempo.

Luego el partido se enfrió, porque Racing había conseguido marcar, y porque Independiente entre el miedo de los contraataques y el no poder llegar al arco pactaron desde el juego cerrar el primer tiempo con un parcial 1 a 0.

Los siguientes 35 minutos fue una historia totalmente distinta, el juego de Racing no parecía el mismo, si bien llegaba no lo hacia tanto como antes. Nuevamente Independiente logró sacar una pelota muy difícil en la línea tras un remate del 10 de Racing, Gonzalo Sosa.

Pero a los 21 minutos un remate de Independiente, sin tanto peligro, termina en un rebote largo del arquero cuando este estaba rendido en el piso; Villagra, el 7 del Rojo, lo condenó con un gol. El partido se ponía 1 a 1.

A partir de esto, Independiente solidificó más la defensa, Racing no ponía pasar la última línea y los pelotazos no conectaban. Los minutos finales parecían no pasar mas para Santi Garro, el 1 de la academia, ya un error había cambiado el resultado y otros pocos mas lo mostraban mas inseguro de lo que ya estaba. Ya en los 31 minutos Santi se salvó de un cabezazo de Independiente que no termina adentro por muy poco. Pero a los 35+2 tras una llegada del Rojo y muchas dudas en el área, sentenciaba la jornada 2 a 1 para la visita.

No fue una buena tarde para la Academia, si bien no jugaron mal, caer en un clásico de local es un golpe duro para estos chicos.  En dialogo con Semillero Racing, Alex Almaraz declaró: “Tengo bronca, tristeza mas que todo” “Yo creo que nos vamos a levantar rápido de este golpe y vamos a poder salir adelante el sábado que viene”.

El próximo encuentro para Racing en la 9na será frente a Rosario Central en la ciudad Santafesina.