Te contamos todo lo que hay que saber del árbitro designado para el encuentro entre La Academia y el equipo de Gallardo.

Patricio Hernán Loustau nació el 15 de Abril de 1975 en Lomas de Zamora (Buenos Aires), de profesión empleado de una agencia de marketing y publicidad. Su padre también fue árbitro, el internacional Juan Carlos Loustau, que dirigiera en el Mundial 90 en Italia. Afiliado a la AAA, hizo su debut en Primera División el 21 de agosto de 2009, en la victoria como visitante de Godoy Cruz sobre Gimnasia LP por 2 a 0.

Debutó internacionalmente, en lo que a selecciones se refiere, el 22 de febrero de 2012. Fue dirigiendo en la ciudad de Luque, un Paraguay contra Guatemala, que culminó con 2-1 a favor de los locales. Durante el desarrollo, el colegiado mostró tres tarjetas amarillas.

Sudamericano Sub-20 2013
Fue designado por la Conmebol como representante argentino para el Campeonato Sudamericano de Fútbol Sub-20 de 2013 que se disputó en su país natal. Durante el campeonato, entre otros encuentros, arbitró el partido final del hexagonal en el que Colombia venció a Paraguay y así logró la diferencia de puntos para proclamarse campeón del torneo.

Copa América Centenario
Loustau fue designado por la Conmebol para la Copa América Centenario, que se disputó en 2016 en Estados Unidos. En dicho certamen, estuvo acompañado por Ezequiel Brailovsky y Ariel Scime como árbitros asistentes, y por Gustavo Rossi como asistente suplente.​ La terna argentina estuvo presente en tres partidos: dos por fase de grupos (Costa Rica-Paraguay, 0-0; y Uruguay-Venezuela, 0-1) y el restante por cuartos de final (Perú-Colombia, empate sin goles y 2-4 en penales).

LOUSTAU Y SUS COMIENZOS 

“Naturalmente, mi primer juguete fue una pelota. ¿Podría haber sido futbolista? Hubo un intento por ahí que no llegó a buen puerto, por una cuestión de cualidades para el primer nivel. Tuve un paso fugaz por la Novena de Racing. Jugaba de marcador central. Cuando empecé el curso arbitral, en 1994, hacíamos las prácticas y colocaban una terna para dirigir. Yo siempre me ponía atrás, escondido, porque quería jugar. Al principio, me divertía más que dirigir. Pero, cuando pité por primera vez, me encantó y le comencé a tomar el gusto. Hoy, disfruto al ingresar al campo de juego como árbitro y no como futbolista frustrado. Tengo un gran afecto por la actividad, porque me formó, me hizo ser un tipo puntual y respetuoso, más allá de la educación que uno recibió en su casa y en la escuela”.

“Nunca pensé en desligarme de mi apellido. Fui criado y educado bajo una columna férrea de principios y valores. Quería tomar mi camino. Mi viejo fue y es un referente, pero mi idea de ser árbitro no tenía que ver con los logros que él alcanzó. Fue una elección personal, con la influencia de verlo disfrutar mucho de la actividad. Esto no se relaciona con una cuestión de superación. Siempre competí conmigo mismo. Anhelo sentirme importante. Estoy orgulloso de la carrera arbitral de mi viejo y me pone feliz, aunque yo voy en busca de mis objetivos”.  

FICHA TÉCNICA

  • Partidos dirigidos: 246
  • Victorias locales: 109
  • Goles locales: 326
  • Empates: 63
  • Victorias visitantes: 74
  • Goles visitantes: 326

Loustau dirigiendo a River

El colegiado dirigirá al Millonario por vez nro 23. El saldo de las anteriores 22 veces es favorable. Con él en cancha ganó 13 encuentros, empató 5 y perdió 4 veces. La última ocasión, fue por el anterior torneo en la victoria ante Independiente por 3 a 0.

Loustau dirigiendo a Racing

Será su 30mo. encuentro en que coincida con La Academia en una cancha. La foja de servicio arroja un saldo parejo de 13 victorias, 4 empates y 12 derrotas. El último partido en el que se cruzó con Racing, curiosamente, fue en el último encuentro ante River, en la derrota por la Superliga 2018-2019. Otro dato que llama la atención es que dirigió los dos últimos partidos ante el Millonario. En total, lleva tres ediciones del clásico más antiguo del fútbol nacional. Ninguna de ellas las ganó La Academia. Esperemos que la racha se rompa este sábado.