Racing perdió 3 a 0 con Colón y dejó pasar la chance de coronarse campeón de la Copa de la Liga Profesional.

El equipo de Juan Antonio Pizzi llegaba a la final sin convencer desde lo futbolístico pero con mucha expectativa de poder culminar el semestre con un título.

Mauricio Martínez por Aníbal Moreno el único cambio en los de Avellaneda. Los dirigidos por Eduardo Domínguez no contaban con Facundo Farías por Coronavirus.

El Primer Tiempo del encuentro fue bastante parejo con ambos conjuntos midiéndose, pero con el equipo santafesino con un poco más de intensiones ofensivas que el de Avellaneda. El PT terminaba con un 0-0 bastante chato.

Ya en el complemento la tónica del encuentro cambió radicalmente y Colón empezaba a dominar a Racing. Y a los 13 minutos del Segundo Tiempo, Rodrigo Aliendro definió un buen desborde por la derecha del Sabalero.

Los de Pizzi sintieron el golpe y quedaron aún más desarmados que antes. En la confusión de los de Avellaneda, a los 28’ un jugadón de Cristian Bernardi decretaba el 2 a 0 para el desazón total de Racing.
El equipo de Juan Antonio buscaba el descuento por repetición con nulas ideas o fórmulas para lograrlo. Ya con Racing vencido desde lo emocional, Colón sellaba el 3 a 0 con un golazo de zurda de Alexis Nicolás Castro.

Néstor Pitana daba el pitazo final y daba por finalizada otra noche negra de La Academia.

Racing logró llegar más lejos de lo que se esperaba, pero una vez más en un partido clave el equipo no dio la talla. Si bien a Pizzi le cabe la responsabilidad de no haber encontrado una idea futbolística, es real que muchos de estos jugadores que ya llevan su segundo, y algunos hasta 3ro, técnico con el que no responden en paradas bravas.

A barajar y dar de nuevo, a Racing lo esperan los Octavos de Final de la Copa Libertadores y será clave el rearmado del equipo durante el Mercado de Pases.