Tras ganarle 4 a 3 a Aldosivi de visitante, con la AFA, Superliga y el Gobierno en vilo por la pandemia del COVID-19; La Academia volvió a los entrenamientos después de la hazaña en Mar del Plata.

Que se suspende el futbol, que no se suspende, que se juega, pero sin público, etc. Los dirigidos de Beccacece piensan en el próximo rival, Rosario Central, que viene de perder 3 a 1 contra Colón de local. Dato no menor, porque esto es otro golpe para los dirigidos de Diego Cocca.

Además de la lluvia de incertidumbre, un aguacero se sumaba al primer y quizás ultimo entrenamiento de la semana del plantel académico.

El entrenamiento del martes comenzó con tareas regenerativas en el gimnasio para los que fueron titulares en La Feliz. El resto del plantel trabajó con los sparrings. Por otro lado, Marcelo Díaz y Diego González, aún resentidos por sus respectivas lesiones trabajaron al costado del campo, mientras que Lisandro López y Mauricio Martínez lo hicieron en el gimnasio.

En la cancha auxiliar, los trabajos empezaron con tareas de presión y posesión; Objetivo principal para Beccacece para sus dirigidos, y luego realizaron futbol formal con los sparrings.

Las buena (vieja) noticia. Es que Augusto Solari sigue sumando entrenamientos a la par, ya quizás para enfrentar a los de Arroyito pueda ser tenido en cuenta, y mas aún si se termina suspendiendo el futbol.