Como es habitual los sábados, el pasado 6 de abril, se vivió una nueva jornada de inferiores en el predio Tita Mattiussi. En este caso, la 4ta división oficiaría el primer encuentro, en busca de levantar cabeza ante los resultados adversos. En frente tendría a un siempre difícil Rosario Central, el cual vivía una situación parecida a la de Racing.

Al empezar el encuentro Racing avisó con un remate a los 4’ del 10 Thiago Banega, el cual Central interpreto a la perfección el rumbo del partido. Con el correr de los minutos a Racing le costaba el juego en el circulo central, los delanteros y el medio campo parecían no entenderse, pero después de 18 minutos logran conectar una gran jugada; Pardo (3) primero, Errecalde (2) después encuentran la pelota tras un córner, y los canallas la despejan en la línea. Pero el futbol puede ser injusto algunas veces y, segundos después de esa jugada, una contra rosarina llegaba al arco. Un centro atrás marcaba el parcial 1 a 0 para la academia rosarina.

Tras el gol, Central acoplo un juego mas por las bandas que por el medio, Racing entendió el juego e interpretó el partido de la misma forma (ya sea porque así se había planteado el partido desde el principio o por insistencia de Central) El correr de los minutos parecían ser más los de Rosario, algunas llegadas cerca del arco lo aseguraban, Racing llegaba pero no resolvía. En los minutos finales Racing fue un poco mas que Central, pero el primer tiempo cerraría con los Canallas arriba por la mínima.

Un juego aburrido por parte de los dos equipos se adueño de los primeros minutos del segundo tiempo. Alrededor de los 20 minutos se podía notar a un Racing presionando y un Central replegado preparado para jugar de contra. Las contras canallas no era efectivas y cuando Racing tenia que presionar de contragolpe le costaba profundizar la pelota, tanto que dejaba a la visita afianzarse en la defensa.

A los 33 minutos, casi de milagro y tras un desborde, los de Rosario cometen un penal infantil. El cual Maggi (9) convierte en gol con un remate que dejo vibrando el travesaño. El encuentro estaba 1 a 1 y prometía al menos un gol más.

Y así fue, pero para los que vestían de Amarillo y azul. Un error letal a los 45’ tanto de la última línea, como del arquero, dejan al 9 rosarino de cara al arco. Escobar (1) sale mal y el delantero le anticipa la pelota y lo desborda, con el arco en solitario; Rosario Central sentenciaba el resultado 1 – 2 .

Al finalizar el encuentro, tuvimos la posibilidad de entrevistar a Gustavo Iturra (5) de gran actuación en el conjunto racinguista. El cual nos comentó que “Todos los partidos nos vienen costando, tanto de local como de visitante” y “Venimos haciendo buenos partidos, tenemos posesión, pero nos falta la suerte en la última”