El entrenador de Racing, Eduardo Coudet, se mostró felíz y auguró nuevas conquistas para la Academia.

“Les pedimos disculpas por no hacerlos sufrir hasta la última fecha ja. Hay que ir por más” declaró eufórico el DT en el marco de los festejos por la obtención de la Superliga.

Por otro lado, Coudet no esquivó las balas y habló de Centurión: “La verdad que es un chico que quiero mucho. Lo quise ayudar pero fue una desilusión no haber logrado el objetivo. Hice todo lo que estaba a mi alcance. Ojalá lo ayuden. Le deseo lo mejor. Muchas veces me expuse delante del grupo por protegerlo pero llega un momento en que no podés más”.

Por último, el Chacho se refirió a su futuro: “Era muy difícil el contexto del partido. Estoy muy felíz acá pero no hay apuro para tomar una decisión”.