El mediocampista, que aún pertenece a Racing, disparó munición gruesa contra el Secretario técnico de La Academia “No me suma ni me resta hablar con Milito. Yo no tengo problemas de hablar con nadie, no sé si me tienen miedo o qué, pero nadie se me acercó a hablar cuando me mandaron a Reserva”, sostuvo.

Lejos de Racing e instalado en México, Ricardo Centurión no cerró las heridas de su salida del último campeón argentino. Si bien se mostró relajado en un principio de su diálogo con Fox Sports Radio, cuando se empezó a hablar de su situación con el club que aún es dueño de su pase, el diálogo comenzó a ser más tenso.

“Extraño el fútbol argentino, pero acá hay un clima más tranquilo. No es noticia qué es lo que hago fuera de mi trabajo. No extraño a Racing, es una etapa cerrada. Ahora estoy tratando de dejar todo para que hagan uso de la opción de compra acá y pueda devolverle a Racing lo que invirtió en mi” abrió Centurión al ser consultado por el interés mostrado por Blanco en tenerlo en sus filas en un futuro.

El volante rescató al presidente al decir que “él siempre me dijo que quería que esté en Racing, tengo la mejor relación con él” pero apuntó los cañones hacia la Secretaría Técnica.

El jugador, a préstamo en Atlético de San Luis, primero afirmó que no es verdad que el Secretario Técnico lo fue a buscar para volver a La Academia”no estoy enojado con Milito, pero desmiento que él me haya ido a buscar. El que me fue a buscar a mí fue Víctor Blanco y después el Chacho. A Milito no le contesté las llamadas”, disparó

La molestia del ex 10 de Racing radica en lo que él considera un destrato en el momento de lograr la Superliga “yo creo que a un jugador no se lo trata de esa manera, de no hacerlo sentir parte de que salió campeón. Me hicieron sentir que no era parte de algo que conseguimos todos. Eso me dolió. No se juega así con un jugador que salió de las inferiores y más si dijo que fue el único que me vino a buscar”, sostuvo Ricky.

Y lanzó un último concepto respecto al trato que tuvieron cuando bajó al Selectivo “no me suma ni me resta hablar con Milito. Yo no tengo problemas de hablar con nadie, no sé si me tienen miedo o qué, pero nadie se me acercó a hablar cuando me mandaron a Reserva”, cerró Centurión, sin un ápice de autocrítica por su comportamiento durante el último tiempo en el Campeón Argentino..